SILENCIO

                         

                                         EL  SILENCIO


Daniel B. Y Marcos

Era un día tranquilo y soleado
en una fiesta con muchos invitados 
la gente se divertía charlando
pero algo malo se estaba acercando.

De repente el silencio apareció 
en la sala se adueñó el aburrimiento
y en una habitación silenciosa se convirtió.
Ya solo se oía el silbido del viento.

Pero una persona no le atrapó
y el silencio no le gustaba
con la gente hablar intentó
pero ninguno le contestaba.

El silencio le intentó atrapar
pero él se volvió a escapar
por lo que este desesperado
decidió irse a otro lado.

Y así es como la gente
hablara para siempre
y el silencio arrinconado
se quedará marginado.

1 comentarios:

Publicar un comentario