Mi Ventana


   V              E               N              T           A              N             A
Viento         Espejo       Naturaleza       Toyota     Andando        Número       Árbol   



Mi ventana

Un día cualquiera, fui a la ventana a cotillear, por si pasaba algo, pero nada.

Me fijé en que había un viento... Bueno, en realidad no era tanto, porque había unas personas andado con carritos de bebé. Todos muy abrigaditos con bufandas, gorritos, abrigos...

Al día siguiente después del colegio, miré otra vez por la ventana y era como un espejo.
Me veía reflejada en el cristal y era muy divertido porque también veía las vistas, yo parecía un fantasma. Ví mucha naturaleza y como hacía mucho calor, abrí la ventana.
Me fijé en un extraño árbol que era muy singular. Tenía preciosas hojas de colores, unas rojas, otras de un color amarillo precioso, unas marrones a punto de caer y otras verdes clarito, clarito, clarito. Casi fosforito. Tuve que ir a comprar.
Un día más, volví a mirar por la ventana y vi que unos policías habían dado el alto a un coche de marca Toyota. Luego me fijé en un número que había en  la señal que ponía treinta y di por hecho  que se había pasado de la velocidad y le estaban multando. Estuve pensando que sin mi querida ventana no habría visto nada de esas cosas y poder disfrutar de ellas, comentar sobre ello... 

Pensé que a lo mejor las preciosas cosas que vi por la ventana no se repetirían más. Entonces pensé en las cosas preciosas que había visto por la ventana y las empecé a dibujar tooooodas las cosas. Desde entonces todas las cosas que hago, deberes, lecturas , y sobre todo todísimo los dibujos los hago junto a mi ventana.

Gracias a todas las ventanas, sobretodo a la de mi cuarto, me he convertido en una dibujante profesional, una escritora excelente y famosísima ¡Solamente por una ventana! 
Sólo por pequeñas cosas o cosas que la gente no da importancia como un lapicero, una ventana, una puerta...

Una vez miré por la ventana, una ventana cualquiera, una ventana de mi cuarto y ví que gracias a ella todo había ocurrido.

Mira tu objeto especial, un boli, un lápiz, incluso una ventana y verás como en el futuro,no es un objeto cualquiera.



                                  Daniela




2 comentarios:

Publicar un comentario